Burnley juega muy bien por la banda derecha, llegando con mucho peligro pero Matthew Lowton intenta rematar con potencia y le sale un remate dirigido al portero David De Gea.