El belga Kevin De Bruyne recibe un regalo a fuera del área del Swansea City y saca un misil desde su pierna derecha que se clava en las redes del arco de Lukasz Fabianski.