Cobro de tiro de esquina del Crystal Palace, que es rechazado por la zaga del Leicester, toma el balón Riyad Mahrez y se la pasa a Jamie Vardy, quien remata de zurda.