Tottenham vuelve a contragolpear, el balón lo toma Son Heung-Min y saca un potente remate de larga distancia para enviar el balón al fondo de la red.