Gylfi Sigurdsson con su guante derecho empalma el balón con gran efecto, se va por arriba de la barrera y envía el balón al fondo de la red.