Cobro de tiro de esquina al corazón del área, remate de cabeza de David Luiz que rebota en un defensa y el balón le queda a Gary Cahill para enviar el balón al fondo de la red.