Liverpool hace tremenda jugada, donde Georginio Wijnaldum se saca dos jugadores en el área y le envía como con la mano un balón a Divock Origi para que la envie al fondo de la red.