El Manchester United logra el empate que buscó desde el comienzo del segundo tiempo y Zlatan Ibrahimovic lo concreta pero es anulado por el juez de línea.