El árbitro toma una decisión que generó el masivo reclamo de los jugadores de Middlesbrough al marcar penal a favor del Manchester City sobre una supuesta falta a Leroy Sané.