Transcurrían 28 minutos del primer tiempo y sorpresa en el bet365 Stadium. Jamie Vardy va con vehemencia a trabar el balón y el árbitro le saca tarjeta roja directa y Leicester se queda con 10.