Pase hacia a tras del delantero venezolano, Shinji Okazaki recupera y rápidamente habilita a Jamie Vardy, quien define de manera mortal para abrir el marcador.