Los Saints salen de la zona de descenso con un emotivo triunfo en la cancha del West Bormwich.