Los jugadores del Leicester City celebraron la victoria ante Cardiff con gran júbilo ya que era un homenaje a su ex propietario.