En un encuentro repleto de goles, los Saints aprovechan la derrota del Cardiff y seguirán un año más en la Premier League.