El entrenador de los Spurs no se preocupa por quedar mejor posicionado que Arsenal, y tiene claro que la meta es ser campeones.