Liverpool genera varias ocasiones de gol ante Southamton, pero no son capaz de concretar. Roberto Firmino queda sólo frente al arco y se pierde una gran oportunidad.