El conjunto blanco no es el único que va tras los pasos del centrocampista danés y su rival tiene un gran poder de convicción.