Se gastó más de un millón de dólares en estas ultra lujosas piezas. Una de ellas es única en la historia.