No se pueden cometer ese tipo de errores defensivos y sobre todo ante delanteros tan rápidos como Salah. Aquí lo analizamos cuadro por cuadro.