El exjugador de América y Atlético de Madrid decidió entrenar en casa y lo hizo acompañado de su novia y sus mascotas.