Tras un rebote dentro del área del Tottenham de un tiro de esquina Oliver Giroud le pega de aire pero su fuerte disparo se va muy por arriba del travesaño del arco defendido por Hugo Lloris.