A pesar de la prohibición para fichar impuesta por FIFA, el club londinense perdería a uno más de sus atacantes.