En un primer tiempo digno para el olvido, Manchester United y West Bromwich Albion no se pueden sacar ventajas. En la tribuna se dan cuenta y esperan que en el segundo tiempo los puedan despertar.