Esta leyenda de la Premier League no se guardó nada para dejar mal parado al astro portugués de los “Red Devils”.