El Leicester no quería quedar con el marcador en cero y convirtió este bello gol Ben Chilwell.