"Iceman" fue un hito de los "Gunners", cuando estos dominaron la Premier League a principios del nuevo milenio.