En un partido en el que no se ven situaciones claras de gol, por la niebla presente, el brasileño David Luiz con un tiro libre fue lo más emocionante del partido.