El conjunto "Red" encadenó 68 partidos sin perder en su estadio, una racha que rompió el Burnley y que ahora ¡no tiene fin!