En una gran contragolpe el Crystal Palace llega con mucho peligro al área del Leicester, pero le comete falta a Kasper Schmeichel y anulan la jugada.