Espectacular contragolpe de Man City donde toman mal parado al Everton, pase al corazón del área para Raheem Sterling, quien es desplazado por un defensa pero el árbitro no pita nada.