Para el mediocampista serbio es muy emotivo jugar este tipo de partidos, porque es muy especial para su afición y toda la ciudad.