El Chelsea se dio un festín de goles justo antes de recibir el título. Hazard anotó la joya del día.