Los directivos del Manchester City quieren asegurar al estratega por los próximos cinco años y saben cómo hacerlo.