El equipo de Ancelotti no logró hacer la diferencia y sólo se quedó con el anhelo de acercarse más a competencias europeas.