Tras una serie de paredes el balón le queda a Benik Afobe y con ayuda en el rebote de un defensor descoloca al portero Lukasz Fabianski para convertirse en la apertura del marcador para Bournemouth.