Everton se va con todo encima del Liverpool en busca de un gol y el portero Simon Mignolet saca un balón que por poco se cuela a fondo de la red.