El jugador ecuatoriano no se dio por vencido en un balón que pierde y aprovecha una falla del portero del Middlesbrough para marcar el tercero.