De tiro libre al borde del área grande del Middlesbrough el chileno Alexis Sánchez clava un golazo para que el equipo dirigido por Arsene Wenger respire.