Con su doblete ante el ya descendido Sunderland, el chileno mantiene al Arsenal en la lucha por asegurar un cupo directo a la Champions League.