La fidelidad de los fanáticos ha llegado a otro nivel, pero… ¡no todos los días se salva un equipo del descenso!