El malí se come la defensa del Tottenham y marca su primer tanto de la temporada. Hay preocupación en el banco de Pochettino.