Al vigente campeón se le complica cada vez más revalidar el título de liga, pero hay una razón para que no pierdan la esperanza.