Horarios

Mar.Oct.27 12:00 AM EDT
Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Vie.Nov.06 12:00 AM EST
Mié.Nov.11 12:00 AM EST

Pep Guardiola tiene que dejar de pensar en el mercado y buscar soluciones inmediatas

MANCHESTER, Inglaterra.- Pep Guardiola no quiso hacer un equipo nuevo cuando llegó al Manchester City en el verano. Pensó que algunas adiciones y su exitosa fórmula serían suficientes para que el equipo se convirtiera en una maquinaria de jugar al futbol como lo fueron el Barcelona y el Bayern Munich bajo su mando.
 
Pero el idilio le duró los diez primeros partidos, esos donde el City ganó, gustó y goleó. Después de que el Celtic de Glasgow le sacó un empate a tres en la Champions, el City, ya de por sí en un azul claro, se ha desteñido hasta una tonalidad apenas indiferenciable con el blanco.
 
La defensa ha sido el punto neurálgico de esta debacle. A John Stones le ha costado mucho trabajo adaptarse a su nuevo equipo y comete un horror tras otro, Nicolás Otamendi también erra con bastante frecuencia y tampoco ha podido gozar de estabilidad en los laterales, donde sus cuatro piezas, -Zabaleta, Sagna, Clichy y Kolarov, todos sobrepasan los 30 años y ya no son capaces de conjugar excelsamente las labores de ataque y defensa. Menos aún con la intensidad que Pep demanda.
 
 
Guardiola recibió este domingo la derrota más abultada en sus siete temporadas y media como manager, un escandaloso 4-0 que se tragó en la cancha del Everton y que prácticamente lo deja colgado de la lucha por el título de la Premier League. En este momento se encuentra diez puntos del Chelsea en el quinto puesto, fuera de las plazas que dan acceso a la Liga de Campeones.
 
 
Que dirigir en Inglaterra iba a ser la experiencia más difícil de su vida, de eso no quedan dudas, pero que Guardiola también se está quedando por debajo de las expectativas cifradas en él, tampoco las hay. Este, a todas luces, no parece un equipo suyo, desarmado, sin cohesión, sin soluciones tácticas ni prácticas que solventen el caos en que se encuentra sumido.
 
 
Al margen de cuál sea el tétrico desenlace que se avecina, Guardiola se verá obligado a ir al mercado en el verano para comprar los alimentos que le permitan recuperarse de su depauperado estado. Ahora mismo, para cubrir los puestos externos de la defensa, Kyle Walker y Ryan Bertrand parecen los candidatos más elegibles. Resta por ver la batalla que plantará el Tottenham por conservar a su número 2.
 
El centro del campo es otro de los sectores muy sensibles. Guardiola no tenía planes de reintegrar a Yaya Touré al primer equipo, pero la lesión de Gundogan, las sanciones de Fernandinho y la intermitencia física de Fernando no le ha dejado más remedio que hacerlo. El rendimiento del marfileño en el mediocampo, o mejor dicho, su falta de rendimiento, ha sido otras de las causas del desplome de su defensa.
 
 
     NOSOTROS REÍMOS, ÉL LLORA: Los memes de la goleada del Everton al City (FOTOS)
 
Para colmo, el hombre que pudiera revolucionar al equipo de toda este derrumbe y significar una inyección inspiradora, Gabriel Jesús, aún no está disponible para jugar porque el papeleo de su inscripción se ha demorado más de lo esperado. El próximo sábado el City juega ante el Tottenham en otro partido directo por el título y parece poco probable que el atacante brasileño traído del Palmeiras pueda saltar a la cancha.
 
Al margen de los futbolistas que consiga fichar, Guardiola debe mirar también dentro de sí mismo. Esta experiencia, completamente nueva para él, está siendo una gran escuela, pero si evade encontrar sus enseñanzas y se refugia en la chequera de los dueños del club, entonces ¿dónde ha quedado ese idílico Pep que prefiere hacer el futbol antes que comprarlo hecho?
 
En el futbol, como en la vida, nada es verdad ni nada es mentira, todo depende del cristal con que se mira. El Manchester City puede rendir con estos jugadores mejor de lo que lo está haciendo, sólo que su manager se ve obligado a intervenir a fondo en el asunto, más que cuando el camino está libre de espinas. No hay equipo exento de baches ni tareas imposibles, solo excusas y hombres incapaces.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!