Horarios

Dom.Dic.05 1:30 PM EST
Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST

Martín Onti: Políticamente correctos

En estos días, todos prefieren ser ‘políticamente correctos’ con el tema Newcastle United Football Club. Todos sabemos lo que está sucediendo alrededor de la entidad inglesa, pero nadie se atreve a exaltar la impudicia del negocio en el que, arrastrados por el torrente avaricioso de terceros, se ha embarcado el conjunto de Tyne y Wear. Describir a la institución del norte de Inglaterra, ya no significa decir que su técnico es Steve Bruce, que juegan en el coqueto estadio St. James’ Park donde reciben al Tottenham Hotspur este domingo, o que se les conoce en el argot futbolístico como ‘las Urracas’.

De repente, todo ha girado grados desconocidos en el devenir de este club fusionado en 1892, cuando dos escuadras locales, el Newcastle East End y el Newcastle West End, que compartían campo de juego, decidieron unir esfuerzos en búsqueda de un mejor porvenir dentro del British Football.

Casi 130 años más tarde, la revolución del poder árabe viene a desempolvar intereses y conveniencias para marcar un cambio de objetivos de cara a un ventajoso acceso al poder mundial. Ya el ‘football’ no es el juego ni el motivo que impulsa un crecimiento deportivo, sino la comercialización del balón de una manera tan triste como ladina que se inicia en el corazón de las masas.

Se podría decir que hay un mandatario en el Newcastle United, el que figura en unos papeles que nadie ha visto para comprobar fehacientemente una adquisición que tampoco precisa de condiciones demostradas. No se trata de desconfiar de una posesión, porque cuando se requieran pruebas estas estarán allí para tapar bocas por doquier. En tal caso no es lo que se ve, sino lo que precisamente no se ve.

Yasir bin Othman Al-Rumayyan es quien aparece como el supremo mandamás de ‘Los Magpies’ e, investigando, unos cuantos nombres más de ascendencia británica también se entremezclan en la organización de una directiva que, de verdad, sólo obedece a mandos dictados a partir del jueves 7 de octubre de este año 2021. Ese día la Premier League hace oficial la compra del Newcastle por parte del Fondo de Inversión Saudí en aproximadamente unos 300 millones de euros… y punto final.

Está claro que este movimiento convierte a ‘Las Urracas’ en el club más rico del mundo -o al menos con el dueño más rico del mundo- puesto que el Príncipe Mohammed bin Salman, futuro mandatario saudí, cuenta con una fortuna de 320 mil millones de euros, muy por encima de equipos como el Paris Saint-Germain o el Manchester City, entidades que, hasta este ‘sorpresivo’ advenimiento de los saudíes en el Newcastle, eran quienes gobernaban este despropósito en el que se ha convertido el fútbol contemporáneo.

Y ahora, vuelta a pensar en la corrección de las formas y el fondo; en hacer oídos sordos a lo que ocurre en torno a la fragilidad del balón producto de una pandemia sorpresiva de consecuencias inimaginables. Hoy, lo único importante parece ser el momento, el sálvese quien pueda a costa, en este caso, del dinero saudí y sin importar las secuelas que seguramente dejará en el contexto futbolístico mundial.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!