Horarios

Vie.Oct.23 12:00 AM EDT
Mar.Oct.27 12:00 AM EDT
Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Mié.Nov.04 12:00 AM EST

Martín Onti: Míster Modernidad

Él mismo se autoproclama como Mister Modernidad. No somos nosotros quienes le llamamos con tal mote. José Mourinho se enorgullece de enfatizar y dejar cada vez más claro que su ego está por encima de todo. Podría engañar algún tiempo a algunas personas, o a muchas personas, pero jamás podrá mantener eternamente en pie el engaño con todo el mundillo del fútbol.

Es tan Mister de todo, que por ello termina siendo ese referente de personalidades que se aceptan o se repelen. Dependiendo del conocimiento del ser humano, en el cual cada cual maneja su propio baremo, podemos tener un concepto bastante cercano a una realidad puntual cuando hablamos del estratega portugués.

Es cierto que se le puede reconocer como Mr. Benfica, Mr. Porto, Mr. Chelsea, Mr. Inter, Mr. Real Madrid, Mr. Manchester United… pero en el fondo, y lo que a él le preocupa e interesa, es ser reconocido como Mr. José Mourinho. El cargo al frente del Tottenham Hotspur le agrega una cacha más a su revólver y entrenar ahora en el equipo que hasta hace unos pocos días se desenvolvía Mauricio Pochettino, no hace más que sumar una institución a la larga lista de clubes por los que ha pasado con diferentes historias.

Para comprender a Mister Modernidad, desde nuestra acotada intención de desmenuzar al técnico luso, debemos pasar por el inevitable análisis de los tiempos y los espacios en los que se ha desenvuelto el ahora entrenador de los Spurs. De nada serviría si juzgamos el presente de Mourinho sin ahondar en su pasado como técnico. No me distraeré en su época como ayudante de Sir Bobby Robson, donde aprendió el oficio, sin embargo aquella experiencia nos sirve para llegar a este Mou de nuestros días.

Sin abandonar sus propias palabras, tras la presentación como responsable de todo lo relacionado al balón en White Hart Lane, haré hincapié en su importante mención de los tiempos del juego y los espacios a los que él mismo aludió, y nosotros repetimos en paralelo, usando estos como detonantes de su próximo futuro en el Tottenham tras su etapa mancuniana.

En la actualidad el juego ha cambiado y, creo personalmente, José Mourinho aún no se ha enterado. El recuerdo de admitir un buen desarrollo de sus propuestas futbolísticas se remonta a su primer paso por Stamford Bridge y a parte de sus 3 años en el Real Madrid. Desde entonces, sólo el estancamiento de sus proyectos ha sido el patrón reconocible de sus gestiones.

Para ser sincero, no creo que Mourinho pueda volver a ser ya ese ‘Special One’ que deslumbrara con su fútbol basado en una buena defensa y un sentido directo y preciso en ataque. Si Mister Modernidad no se ‘aggiorna’ debidamente, pasará a retiro como aquellas obsoletas maquinarias que sólo están para cumplir su ciclo hasta su lógico y anunciado descarte.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!