Horarios

Dom.Dic.05 1:30 PM EST
Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST
David de Gea es el guardián del Manchester United

Martín Onti: En manos de David de Gea

MANCHESTER, Inglaterra.- En las manos, y también en los pies, de David de Gea, descansa el Manchester United de José Mourinho para encomendarse a alguien real, a una versión humana que sea palpable para agradecer, con algún argumento válido, ese tercer puesto en la Premiership inglesa que sólo por ahora hace sostenible a un técnico portugués en una entidad británica de capitales estadounidenses.

Todos los otros fundamentos que se puedan esgrimir carecen de autoridad práctica y moral cada vez que vemos al ‘ManU’ jugar. Concretamente el Manchester United ha perdido el norte futbolístico bajo el influjo de esta gestión pasada de moda a la que se aferra Mourinho. Nadie más que el portero español podría ser salvado de la quema en una planificada hoguera que ya comienzan a construir los sufridos seguidores ‘oldtrafianos’.

Poco se podría decir a favor del estratega luso, otra que destacar la fortuna de tener bajo los tres palos a De Gea. Nadie en cualquier once que se decida a armar Mourinho hoy, cumple con lo elaborado en los papeles de la pretemporada. No hay en su equipo orden estratégico, ni acatamiento táctico eficaz, y la técnica individual se va muriendo en la ineficacia propia de hombres que desconfían hasta de sus sombras.

Los últimos resultados ante adversarios factibles de vencer, no avalan esa propuesta desangelada de fútbol en donde todos sus jugadores, excepto De Gea, cuentan por fracasos en comparación a sus producciones en temporadas anteriores. 

Defensas que sólo pesan hasta su misión primaria son secundados en ese despropósito por laterales sin peso en la ofensiva; medios que no trascienden en el juego y que sólo se limitan a cumplir con lo mínimo estipulado; y delanteros que se excusan en la poca productividad del resto de compañeros, sirven solamente para disimular un malestar que se cuela como un polizón en cada rincón del famoso ‘Teatro de los Sueños’.

De peor manera no podría haber comenzado el nuevo año para Jose Mourinho -y para el Manchester United- porque para el colmo de su propia desgracia el baremo de comparación obligada es su rival de la ciudad, un Manchester City líder absoluto que, a pesar de su agónico empate ante el Crystal Palace, continúa a 15 puntos de inalcanzable distancia a juzgar por la realidad de este 2018 recién nacido.

Así, Mourinho, mezcla de excusas extra-futbolísticas, dudosas políticas monetarias y su propia ineptitud para adaptarse a los requerimientos que exige el fútbol moderno, comienza a sospecharse afuera de los Red Devils opacado por la presencia sempiterna de Sir Alex Ferguson adherida a los viejos ladrillos de un Old Trafford que juzga su mediocre presente.

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!