Horarios

Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Vie.Nov.06 12:00 AM EST
Mié.Nov.11 12:00 AM EST

Jürgen Klopp tiene que dejar al equipo jugar; los resultados volverán pronto

LIVERPOOL, Inglaterra.- El Liverpool ha ganado UN PARTIDO DE OCHO disputados en el 2017 y el próximo no puede ser más complejo pues este martes reciben al Chelsea, el líder de la Premier League. Cuando ambos se enfrentaron en septiembre en Anfield se sentía un aroma de posible título, olor que se ha transformado a chamusquina con un tétrico final.
 
         No te pierdas el Liverpool vs Chelsea este martes en UNIVERSO, el app de Telemundo Deportes En vivo y en Telemundo Deportes haciendo clic aquí.
 
El Liverpool ha perdido TRES PARTIDOS EN CASA EN UNA SEMANA y si miramos la racha del Chelsea, 15 victorias en 16 encuentros de la Premier League, todo parece indicar que a este tigre le puede salir una raya más. El conjunto de Jürgen Klopp ha sido desplazado a la cuarta plaza de la liga, a diez puntos del Chelsea, y ha quedado fuera de las competencias coperas en tres días. 
 
 
También fuera de Europa y entrando en la primera temporada completa de Klopp se esperaba que el Liverpool se convirtiera en uno de los principales candidatos al título de la Premier League, pero ese sueño se ha esfumado con el cambio del año ante la impresionante forma mostrada por el Chelsea, quien tampoco tiene el “estorbo” de las competencias europeas, aunque vive la primera campaña de su actual manager.
 
Desde que Sadio Mané se marchó a la Copa de África es como si el Liverpool jugara con diez hombres, carente de armas, de desequilibrio y de gol. Este es el precio que pagan los equipos que deciden fichar futbolistas africanos, pero Klopp jamás pensó que el atacante senegalés se convertiría en una pieza tan imprescindible. Perdonable.
 
Klopp no realizó ninguna modificación táctica durante la ausencia de Mané pues tampoco tiene sentido cambiar la manera de jugar por unas pocas semanas. El Liverpool tiene un estilo que ha funcionado con creces hasta el momento e hizo lo que mejor podía hacer, sustituir a Mané por Sturridge u Origi y mantener la misma verticalidad, la misma presión post-pérdida y el mismo ritmo endiablado.
 
 
 
Si bien es cierto que en esas tres derrotas ante el Swansea, el Southampton y el Wolverhampton el Liverpool fue castigado al contragolpe, ese es el inevitable resultado de ponerse en desventaja en el marcador y tener que atacar con más riesgo. Inevitables son también los costosos errores de su defensa, algo que ni la llegada de Joel Matip ni Loris Karius han podido solucionar.
 
Es quizás este el punto desde donde parte todo pues si la defensa se comportara al nivel de las expectativas del equipo entonces la pérdida de Mané no hubiera sido tan dramática. En este momento de la temporada y sin desembolsar una fortuna ya es prácticamente imposible corregir esas deficiencias. En el verano sí o sí tienen que traer a un central de la calidad de Leonardo Bonucci y a un lateral izquierdo del mismo nivel de Jordi Alba.
 
Klopp no parece ser un manager experto en conformar una férrea defensa si los propios defensas no son de clase mundial. Quizás esa fue su ingenuidad mayor, algo que sí podemos achacarle a su gestión. Matip, Ragnar Klavan y Karius no son cracks que van a mantener la solidez en el fondo y les van a permitir a los de arriba irse al ataque sin tapujos.
 
 
Este bache duele y comienza a proponer muchas preguntas, pero intentar cambiarlo todo ahora será mucho peor. En la casi totalidad de los equipos terrenales estas cosas pueden suceder, -y de hecho, pasan con gran frecuencia-, pero a largo plazo pesa más lo que ha demostrado que funciona.
 
Ahora, con Mané listo para regresar, Klopp debe mantener la misma idea y reforzarla con aún más motivación, no puede permitir que los resultados le arruinen el camino. Más tarde o más temprano los resultados aparecerán y volverán a ser una consecuencia de ese mismo futbol “heavy metal” que hasta el pasado diciembre nos tenía a todos locos cuando lo veíamos en una cancha.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!