Vecinos temen por cuestiones de seguridad y vialidad de cara a la construcción del nuevo estadio de Cruz Azul.