El técnico de Tigres asegura que le lanzaron cerveza, orines y que tiene la mecha corta. ¡Así explotó!