El portero mexicano llegó a México para su segundo ciclo con el América y fue recibido como un ídolo. ¡Todos querían una foto con él!